Press "Enter" to skip to content

China permitirá más vuelos internacionales si se controlan los casos “importados”


Pekín.- China permitirá más vuelos internacionales si mantiene bajo control la aparición de casos “importados” de COVID-19, es decir, los contagios detectados en personas que entraron al país desde el extranjero.

Así lo confirmó este miércoles el número dos de la Administración de Aviación Civil de China (CAAC), Li Jian, en una entrevista con la agencia de noticias estatal China News Service.

Li, también miembro del Comité Nacional de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (CCPPCh, máximo órgano asesor del país), explicó que la CAAC está agilizando los procesos de aprobación a vuelos internacionales y que ahora este proceso se ha reducido a tres días hábiles en lugar de entre cinco y siete.

El organismo busca “cubrir las necesidades del tráfico aéreo internacional” y facilitar los planes de vuelos internacionales de pasajeros mientras siga activa la pandemia.

Desde finales de marzo, la CAAC instauró una política llamada “cinco unos” por la que solo se permite que cada aerolínea opere una única ruta a la semana desde cada país, lo que limitó el número de vuelos semanales a un máximo de 134.

Sin embargo, a partir del próximo 1 de junio el límite será elevado hasta 407, aunque Li indicó que probablemente se fletasen menos vuelos debido a la baja demanda.

La política de los “cinco unos” se aplica únicamente a las aerolíneas chinas, mientras que las extranjeras solamente pueden operar un vuelo a la semana a China desde finales de marzo.

No obstante, muchas aerolíneas ya habían cancelado antes sus conexiones con China debido a la propagación internacional del coronavirus, y las rutas con otros países también se vieron afectadas por la prohibición, anunciada también a finales de marzo, de que ciudadanos extranjeros entrasen al país.

En las últimas semanas muchos chinos de la diáspora han elevado quejas por la política de la CAAC, ya que les imposibilita regresar a su país y, en muchos casos, les obliga a permanecer en países donde la pandemia sigue propagándose a gran velocidad.

No obstante, desde que la “curva” de contagios comenzó a caer en China en el tercer mes del año, la prioridad de las autoridades ha sido impedir un rebrote provocado por chinos que regresan desde otros países y extranjeros que proceden de naciones afectadas.

La CAAC, recuerda hoy el portal de noticias económicas Yicai, aprobó en abril rebajar los plazos para otorgar permisos a vuelos de carga de 30 días a uno solo, y empezó a aceptar solicitudes en cualquier horario ante el aumento de este tipo de rutas, que en los últimos meses llevan material sanitario fabricado en China a países afectados por la COVID-19.

 

EFE